El verano está a la vuelta de la esquina y eso nos emociona y nos divierte. Y, aunque las vacaciones van a tardar un poquito en llegar, algunos empezamos con los planes refrescantes y las tardes libres de cole, perfectas para disfrutar de nuestros hijos y jugar en familia. 

 

Así que queremos proponerte para estos días unos juegos con agua, que seguro que hacen divertidísimos esos momentos de calor del verano. ¿Te apetece jugar?

7 Juegos con hielo

 

  • Congelar productos y disfrutar de la sensación de frío. Una manera genial de descubrir y experimentar con distintos tipos de materiales. Divertido e interesante para todas las edades
  • Hacer hielos de colores para pintar. Puedes usar colorante alimenticio para dejar que el juego fluya y tus hijos experimenten libremente, o meter pintura dentro y esperar a ver qué ocurre 😉
  • Escribirse con el hielo en la piel y jugar con el tacto, con las gotitas que caen y con las distintas zonas del cuerpo
  • Experimentar viendo cómo se deshacen los cubitos en los distintos “soportes”: al sol, en agua, en nuestra mano… Podemos intentar adivinar cuál se deshará antes o con qué forma se quedará en el proceso
  • Hacer hielos con frutas despierta la imaginación y los sentidos. Podemos mezclarla por colores o sabores y después ver cómo nos ha quedado. Podemos usarla para jugar y comer
  • Hacer construcciones como si de piezas de madera se tratase. Si congelamos con distintas formas y tamaños multiplicaremos nuestras posibilidades para estas construcciones efímeras
  • Meter un juguete en un globo con agua y congelarlo ¿lo has probado? pues te invitamos a que desveles la sorpresa con tus hijos

 

7 Juegos con manguera

 

  • Hacer túneles y puentes con el agua en los que podamos agacharnos o saltar
  • Esquivar el chorro, que puede estar quieto o moverse sin parar. Puede ser un mar, una montaña, un río, una fuente o un sinfín de opciones que surgen de tu imaginación
  • Cazar la serpiente, que es un chorro que sube, baja y se mueve mucho. Este juego provoca risas aseguradas
  • Jugar a hacer lluvia flojita o auténticas tormentas. Cuando el agua cae desde el cielo la sensación es placentera para todos ¿no crees?
  • Buscar y crear el arcoiris con el agua y el sol. Podemos aprovechar para explicar a nuestros hijos por qué sucede este fenómeno tan mágico
  • Mojarnos poquito a poquito, de los pies a la cabeza. Este juego es divertido y da mucha emoción, ver como el agua va subiendo hasta nuestra cabeza. A los niños les suele encantar
  • Contar un cuento, en el que el agua sea el elemento principal y los niños interactúen con ella. El factor sorpresa y la imaginación hacen de este juego uno de nuestros favoritos. La historia podemos contarla entre todos para que sea más divertida

 

7 Juegos de piscina

 

  • Buscar objetos escondidos que podemos lanzar de espaldas. Dependiendo de si nuestros hijos bucean, elegiremos elementos que se hundan o que floten
  • Convertirnos en piratas, sirenas, peces, náufragos, socorristas o cualquier personaje acuático. Podemos inventar historias en grupo o en parejas como idea genial para jugar con niños
  • Nadar de distintas formas para practicar y divertirnos: de espaldas, como una rana, como un perrito, bucear, hablar bajo el agua…hay muchas posibilidades y seguro que tu imaginación te sorprende
  • Saltar de distintas maneras. Aquí los niños suelen ser auténticos especialistas en lanzarse de bomba, de ninja, de bailarina, sentados, de palo, de tornillo…¿te animas a lanzarte tú con él y dejaros sorprender?
  • Hacer un recorrido con pruebas por toda la piscina y alrededores. Puedes incluir maneras de nadar o de tirarse. Estas gincanas acuáticas son muy divertidas y un ejercicio genial para hacer mientras jugamos
  • Pasarnos la pelota sin que toque el agua es un clásico que no pasa de moda. Podemos hacerlo con las manos, con raquetas o hasta con la cabeza
  • Aprender a tirarse de cabeza en 4 pasos, como este vídeo que te dejamos de Cris, nuestra directora, que enseñó a su hija Cloe las técnicas “natatorias” y hoy compartimos con vosotros. Todos los niños recuerdan el verano en que aprendieron a tirarse de cabeza. ¿Será éste el verano de tus hijos?

 

Esperamos que estos juegos sean un recurso estupendo para pasar momentos geniales junto a tu familia esta temporada.

Y si quieres compartir con nosotros tus juegos de agua favoritos, estaremos encantados de leerte.